numelogo.jpgNumerosity
es una app matemática con la que podremos trabajar el cálculo
mental de forma amena y motivadora para los niños. Cuenta con varios
premios que avalan tanto su calidad cómo su aportación educativa,
entre ellos el de Las 12 Mejores Apps Educativas para Niños del
2012
– Teachers With Apps. Con estas referencias teníamos que
probarla y ver cómo podíamos utilizarla en la escuela con los
diferentes alumnos con los que trabajamos.
Se compone de cinco
capítulos: aritmética básica, suma, resta, multiplicación,
división y números negativos y orden de las operaciones. Cada
capítulo tiene 20 niveles de dificultad excepto el capítulo 0, el
de aritmética básica, que tiene 5 niveles. De este modo contamos
con 105 niveles de dificultad en toda la app.
Tanto el juego en si cómo
la navegación por entre sus páginas es muy sencillo, lo que permite
que la app pueda ser utilizada con niños a partir de los 6 años,
aproximadamente, hasta los últimos cursos de primaria. La
secuenciación y la diversidad de niveles de dificultad nos permite
también trabajar con alumnos con dificultades de aprendizaje o con
necesidades educativas especiales ya que hay mecanismos para
adaptarlas como poder poner el juego en pausa o que nos den pistas
para calcular mejor. Además el tratamiento del error está muy bien
diseñado, ya que cuando el alumno se equivoca los números tiemblan,
el número erróneo vuelve a su lugar y la mascota de la app se pone
triste, esto facilita que a los niños no les de miedo a equivocarse
y sigan calculando.

Como ya hemos comentado,
esta app tiene varias características que la hacen una herramienta
muy potente para trabajar con alumnos con necesidades educativas
especiales, las más importantes son:
  • Esquema claro y
    repetitivo de las actividades: el niño sabe cual es el
    funcionamiento de los diferentes capítulos y sabe como realizar las
    actividades fácilmente.
  • Navegación sencilla
    entre los diferentes capítulos y niveles: este aspecto facilitará
    la autonomía de los alumnos a la hora de trabajar.
  • Gran diversidad de
    niveles de dificultad: lo que permite encontrar un nivel adecuado a
    cada alumno.
  • Tratamiento del
    error: al ser un tratamiento tan cuidado hace que los niños no se
    desanimen cuando fallan y no tengan vergüenza de equivocarse.
  • Posibilidad de pausar
    el juego: los ritmos de respuesta son muy diversos, así que con la
    pausa podemos adaptar el tiempo de la actividad a las necesidades de
    los alumnos.
  • Pistas: se pueden
    pedir cuando el niño se bloquea y no sabe cómo continuar, es un
    recurso que da más seguridad y que hace de apoyo.
  • La temática de los
    capítulos hace que la app no se nos quede pequeña en poco tiempo.
    A menudo encontramos apps para ciclo inicial y medio de primaria,
    pero cuando las queremos utilizar en el ciclo superior a menudo
    resultan insuficientes.
Una vez vista la app,
quisimos ver cómo funcionaba en el aula, la estuvimos probando con
varios alumnos de la escuela y los resultados han sido muy
satisfactorios, por un lado trabajamos con el grupo de refuerzo de
tercer curso, ocho niños, y conseguimos que mantuvieran la
concentración y la atención por más tiempo del que lo hacen ante
el cálculo en papel, que se atrevieran a jugar aunque se equivocaran
y que quisieran volver a calcular una y otra vez. Por otro lado, en
un par de sesiones, los alumnos ya podían trabajar de forma autónoma
e ir calculando a su ritmo sin miedo al error.
Os recomendamos que os
animéis y probéis Numerosity con vuestros alumnos y, si o s
apetece, compartáis con nosotros vuestras experiencias. Aquí os dejamos su página
web
dónde podréis encontrar más información.