Mariví Casado es profesora en el CEO MIguel Delibes (además de ser la Directora de este Centro educativo).

Ella es experta en muchas muchas cosas, especialmente en ilusión, creatividad e innovación. Y eso se nota en su tarea diaria. Podréis comprobarlo al leer su artículo sobre la introducción de las tabletas en sus clases, y su forma de Flipear con ellas.
clase invertida.jpg
Con la llegada de las tabletas al aula, hace ahora cuatro años, la innovación llegó al aula. 
En un primer momento pensábamos que el uso de las tabletas estaba basado en el uso de apps, más o menos interesantes. Creíamos que se podría utilizar la tableta como sustituto del ordenador, pero fue esta la realidad. En definitiva, la tableta tenía dos usos: generador de contenidos y consumidor de apps. 
En este momento hay infinidad de recopilaciones de apps que se pueden consultar para encontrar una que se adecue a nuestros propósitos. 
Pero es ahora, al cabo de este tiempo cuando nos hemos dado cuenta que la verdadera 
innovación se encuentra en las estrategias metodológicas que permite realizar en el 
aula.

El uso de las tabletas nos ha permitido introducir metodologías como FLIPPED CLASSROOM, o clase invertida.
Lejos de quedarnos estancados en clases aburridas y magistrales donde el profesor es el
dirigente del contenido y el alumno se limita a escuchar, hemos pasado a una nueva
educación donde el alumno se convierte en protagonista de su propio aprendizaje de una
manera activa. 
Flipped Classroom o el darle la vuelta a la clase 
¿Cómo?

Introduciendo elementos
tecnológicos que permitan a los alumnos aprender a su ritmo y a su manera, incluso en su
propia casa. 
De otro lado en el aula se presenta el contenido de una manera más motivadora, con
ejercicios prácticos y actividades experimentales que motiven al alumno de una manera
personalizada. 
Esta nueva metodología refuerza el aprendizaje y su efectividad. El resultado es una vuelta
total a lo que venía haciéndose, de manera que favorecemos el aprendizaje significativo y
crítico de los diferentes elementos que se propongan, dado que el análisis real de la cuestión es
debatida y compartida por todo el grupo y favorece un metanálisis de cada contenido, desde
varios puntos de vista, desde la investigación y llegando a determinadas conclusiones.
En nuestro caso hemos comenzado utilizando dos estrategias muy concretas: el uso del
eportfolio y el trabajo por proyectos. 
La Flipped Classroom es fácil de poner en práctica en todos los niveles educativos y con ella
ofrecemos a nuestros alumnos la autonomía en su propio aprendizaje y le otorgamos un
valor real y experiencial que facilita la adquisición de los conocimientos. 
 ¡Flipea tu aula!