Etiqueta: iPad (página 1 de 6)

Innovando con las tabletas…a pesar de su obsolescencia programada

Víctor Barrón Posadilla es un profesor del CEO Miguel Delibes de Macotera entusiasmado con su trabajo . Esta opinión, aunque personal, es fácilmente constatable. Quien lea esta o cualquiera de sus entradas en este Blog podrá comprobar cómo cada actividad que realiza con sus alumnos, está marcada por la ilusión, aunque en muchos casos los medios le impidan hacer todo lo que quiere. Víctor nos lo cuenta así:
De todos es sabido el trabajo que estamos llevando a cabo desde que los dispositivos móviles conocidos como iPads, cayeron en nuestras manos hace tres años (sólo tres años y parece que los hemos tenido toda la vida) gracias al CITA. A lo largo de este tiempo hemos pasado por varias fases: primero un periodo de adaptación a dichos dispositivos, para luego pasar a descubrir su potencial y «exprimirlos» desde diferentes perspectivas y líneas de trabajo. Como bien dice el refrán: «Cada maestrillo tiene su librillo».
Este año seguimos con la línea de utilización de dichos dispositivos, pero creo conveniente y positivo poner de manifiesto las limitaciones que este año me estoy encontrando a la hora de utilizarlas con el alumnado, que vienen sobrevenidas en un alto porcentaje por las limitaciones que el propio dispositivo presenta.
Hace relativamente poco tiempo, la empresa creadora de estos dispositivos decidió rizar el rizo sobre el concepto denominado obsolescencia programada. Según este concepto, la  vida de los  aparatos está limitada, dejando de funcionar después de un tiempo de uso y teniendo que ser repuesto por otro nuevo, ya que no compensa económicamente el arreglo.
En nuestro caso, el tema es similar, sólo que el dispositivo sigue funcionando más o menos con normalidad, pero la empresa decide que sus dispositivos más «antiguos» (tres años de vida), no puedan acceder a las última actualizaciones de software. Así, cada vez que el software se actualiza, las diferentes Apps realizan también sus pertinentes actualizaciones para adaptar sus productos a las actualizaciones(todo es cuestión de actualizar…). Y este es uno de los grandes problemas con los que me estoy encontrando este curso: no podemos utilizar aplicaciones de nueva creación porque necesitan una actualización de software, e incluso algunas de la ya instaladas no permiten ser utilizadas por ser productos no actualizados, por lo que el estancamiento, e incluso marcha atrás en el trabajo con este tipo de dispositivos es evidente.
Por otra parte, no nos podemos olvidar que el trabajo y desarrollo de nuevas aplicaciones pensadas para trabajar con este tipo de dispositivos no se detiene, por lo que se hace necesario actualizar nuestros dispositivos. Parece mentira, como decíamos al inicio, que en tres años el dispositivo se haya quedado no ya obsoleto, pero sí antiguo. Por supuesto que se puede y se sigue trabajando con él, pero de forma limitada. Y como ejemplo, un botón:
Desde hace no mucho tiempo, ha surgido una nueva corriente de trabajo basada en lo que conocemos como realidad aumentada, entendida como una combinación de elementos virtuales y un entorno físico real para crear una realidad mixta, desarrollada de forma muy sencilla: un dispositivo más o menos potente, con la aplicación pertinente instalada, lee diferentes tipos de información (enlaces a página web, vídeos, fotografías, etc) escondida en una fotografía mediante la utilización de la cámara del dispositivo. Algo tan sencillo posee una multitud de aplicaciones didácticas en todas las áreas de aprendizaje, a la que, por ejemplo no podemos acceder por las limitaciones del dispositivo. Lo mismo nos sucede con los códigos QR; podemos generarlos pero no leer la información que llevan.
Por tanto, y personalmente, este curso estoy viendo limitado el trabajo que puedo llevar a cabo con dichos dispositivos, lo que supone un estancamiento en la línea de trabajo que llevábamos desarrollando en cursos anteriores. Es por lo que, o bien el trabajo se realiza de forma personal con dispositivos privados más modernos, o el alumnado utiliza dichos dispositivos como un apoyo o medio de acceso a la información de una forma más rápida que con un ordenador, y no para seguir creando y cambiando metodologías de trabajo….. 
Como ejemplo de ello, propongo un par de actividades basadas en la realidad aumentada. 
La primera de ellas ha sido creada con Layar desde el ordenador (registro previo). Para leer la fotografía necesitamos tener instalada la aplicación en nuestro dispositivo (gratuita con publicidad). 
En la fotografía se esconde información acerca de otra aplicación bien conocida, como es Tiny Tap (sólo entorno IOS). Si escaneamos la fotografía encontraremos un enlace a Appstore para instalara la aplicación; ejemplificaciones de sus uso mediante un enlace a la página del Proyecto Guappis; una galería fotográfica, y un pequeño vídeo tutorial de creación propia en el que se nos explica cómo funciona la aplicación mediante una pequeña ejemplificación didáctica para el área de Educación Física. 
tini_bueno.jpg
Por otra parte se adjunta otro modo de trabajar con realidad aumentada, mediante otra aplicación denominada Aurasma (IOS, Android). 
El funcionamiento es similar, sólo que a diferencia de Layar, no necesitamos de un PC para crear realidad aumentada, sino que desde el dispositivo móvil previo registro, podemos realizar todo el proceso. 
El funcionamiento es simple: a una fotografía por ejemplo, podemos asociar un vídeo explicativo. 
¿Aplicaciones didácticas? Una inmensidad,. Desde cómo se realizan operaciones matemáticas, hasta poder ubicar las provincias de la Comunidad Autónoma, o visionar el trabajo del alumno sobre un tema determinado sólo con escanear la fotografía. 
En este ejemplo, sobre una fotografía de equilibrios veremos un vídeo de cómo los alumnos trabajan dicho aspecto en las clases de Educación Física.
equilibrio.jpg
Enhanced by Zemanta

«Cuentos de 100 palabras», trabajando la escritura creativa en el aula!

Esta semana hemos estado trabajando
con nuestro iPad y uno de los grupos de lengua. Queríamos hacer una
actividad de escritura creativa, y aprovechando las celebraciones de la
Castañada y Halloween, hemos hecho estos «Cuentos de 100 palabras».

La
actividad consistía en intentar escribir un cuento con un máximo de 100
palabras y lo más importante, empezar a trabajar en grupos. La verdad
es que ha sido muy divertido y a los alumnos les ha gustado bastante.
Además de escribir el texto entre los diferentes componentes del grupo,
cada uno debía hacer un dibujo para ilustrarlo. Una vez tenían todo el
material, lo pasamos con la ayuda de la app Davinci y crearon sus
propias publicaciones.

Con
esta tarea pretendíamos agrupar alumnos con diferentes características
para que todos pudieran contribuir de forma activa a la creación del
relato. Por otro lado, la extensión no debía ser demasiada ya que
queríamos una actividad para realizar en un par o tres de sesiones y que
sirviera como actividad motivadora para la escritura. Nos ha encantado
tanto el proceso como el resultado, aquí os dejamos los cinco cuentos de
los alumnos, esperamos que os gusten!


Decorando la Castañada con Pic Collage!

Últimamente
utilizamos bastante el iPad como cámara de fotos en el aula de
refuerzo, ya sea para tomar imágenes de alguna actividad o como
recurso para probar nuevas experiencias, como por ejemplo actividades
de RA (realidad aumentada). A los alumnos les gusta porque es muy
sencilla de utilizar y ven el resultado al momento.
Pues
bien, como se acerca la Castañada, hemos estado haciendo varias
actividades de decoración de los pasillos y las aulas y el otro día
hicimos algunas fotos de los murales que hemos ido colgando.
Queríamos hacer un montaje con las fotos, así que utilizamos la app
Pic
Collage
para hacer un póster.
Es una
app muy sencilla que en nada aprendieron a utilizar los alumnos y con
la que hicimos esta fantástica composición. Hoy han vuelto a pedir si podían hacer más fotos y crear nuevos pósters y aquí os mostramos los resultados. Os animamos a probarla!!!

 

…fin de curso…ya???

dddddddd.jpg

Un año más ha llegado el fin de curso y, una vez más, nos ha pillado con
miles de cosas por hacer y acabar y sin apenas tiempo. Ha sido un año
muy intenso y hemos disfrutado mucho trabajando con los iPad en el aula
con nuestro proyecto «apprendiendo con Tula».

Empezamos a trabajar en septiembre con la idea inicial de incidir en los
alumnos que presentaban Trastorno de Espetro Autista (TEA) en la
escuela, pero pronto vimos que las tabletas eran un recurso fantástico
no solo para estos alumnos, sino para todos aquellos que presentaban
diferentes tipos de necesidades educativas especiales. Así que, con la
ayuda de tres profesoras de Educación Especial rediseñamos el proyecto y
ampliamos los alumnos con diferentes trastornos y dificultades de
aprendizaje tales como Síndrome de Down, dislexia y retrasos cognitivos.
Des este modo hemos podido trabajar con más de 40 alumnos de la
escuela. 
Se han
realizado sesiones individuales con los alumnos que presentan mayor
grado de afectación y sesiones en pequeño grupo con los alumnos de
refuerzo de lengua y mates (6-8 niños). En las sesiones hemos
trabaja

do habilidades como la lógica, la clasificación, la
secuenciación y algunos contenidos curriculares. 


En el
caso de la lengua en el grupo de refuerzo, hemos trabajado por
pequeños proyectos donde los alumnos han realizado tareas de
ortografía, comprensión oral y escrita y han realizado documentos
en forma de revista sobre los temas trabajados.
Las
matemáticas se plantearon muy a nivel manipulativo, así que hemos
trabajado con aplicaciones de cálculo mental, lógica y
clasificación, combinando el trabajo más tradicional de cálculo
con aplicaciones de razonamiento y resolución de problemas.
Estamos
muy contentos de los resultados que hemos obtenido a lo largo del
curso. Hemos podido trabajar con una herramienta muy útil y
motivadora para los alumnos que nos ha ayudado a mejorar aspectos que
no se contemplan en las programaciones pero que, para este tipo de
alumnos son muy importantes como la motivación, el interés por
aprender, la implicación a la hora de realizar las tareas, el grado
de autonomía y nos han permitido la mejora de su autoestima.
El
proyecto es aún muy insuficiente, ya que solo contamos con dos iPads
para toda la escuela, pero esperamos ir consiguiendo más recursos
para poder hacer crecer el proyecto. Para poder arrancar esta nueva
tecnología ha sido muy importante el alto grado de motivación de
mis compañeras y los resultados que hemos observado en nuestros
alumnos a lo largo del curso.

Estamos
muy agradecidos a todas las personas que nos habéis ayudado
participando, enviando información, compartiendo experiencias y
difundiendo el proyecto. Este será un verano para analizar a fondo
el proyecto y pensar que aspectos modificar y cómo diseñar el
siguiente curso para mejorarlo. En septiembre iniciaremos el segundo
año de «apprendiendo con Tula» con mucha ilusión y esperando
que sigáis con nosotros. 

SAMR o como plantearse un cambio gradual en la docencia

SAMR-730x556.jpg

De un tiempo a esta parte he estado investigando sobre le modelo de uso de tecnología educativa de forma efectiva del doctor Puentedura, dicho modelo es conocido como SAMR.

Cada una de las iniciales hace referencia a un estadio evolutivo en el uso de la tecnología. Comienza por la « de «substitución». Es, probablemente, el estadio en el que se introduce y permanece la mayoría del profesorado. En este estadio se produce una substitución de una tecnología ya conocida por otra novedosa, pero que es utilizada por el profesorado para realizar las mismas tareas que la anterior.

Ejemplos de este tipo de uso de tecnología lo tenemos en las aulas todos los días, por ejemplo el uso de la PDI ha venido (y así es actualmente) siendo un substituto del clásico encerado de tizas. El poder transformador de dinámicas, su capacidad para realizar actividades diferentes y las posibilidades de modificar la forma de aprender son muy bajas. Como suelo decir, sigue siendo «Mordor» y yo (el docente) el «Señor de los Anillos» que lo controla.

En el caso de los dispositivos táctiles de aprendizaje, las «Apps» que entran en esta categoría son aquellas que nos permiten hacer lo que veníamos haciendo pero desde el propio iPad, como por ejemplo escribir texto, leer libros electrónicos, realizar mapas mentales, acceder a la wikipedia, realizar bocetos, … Es un punto inicial interesante pero que no puede ser punto final. La concesión de novedosas formas de trabajo no puede ser un mero escaparatismo. El uso de disruptivas tecnologías debe llevarnos más lejos en la labor de la docencia, potenciando dinámicas igualmente disruptivas.

En el segundo estadio evolutivo «A» es el denominado como «Aumentación«. En este estadio el mismo y nuevo dispositivo es utilizado aumentando significativamente el poder de aprendizaje y dinámicas con respecto a la anterior tecnología.

En este punto podríamos incluir algunas apps que nos permiten realizar búsquedas desde cualquier lugar (Wikipanion), mostrar conocimiento conectado en la Wikipedia (WikiNodes), acceder a libros digitales interactivos (Los elementos, Solar Walk), realizar y conectar gráficamente presentaciones minimalistas (Haiku Deck)…

Este punto es de vital importancia. Marca un viaje entre el docente dispuesto a arriesgar en sus dinámicas, un viaje que no está marcado por le estancamiento. Una vez iniciado, es muy difícil que el docente no siga arriesgando en unas políticas disruptivas que conllevan cambios estructurales de gran calado.

Arriesgándonos a subir al tercer piso, empezamos a ver ya una diferencia fundamental, y es que con el uso innovador y metodológicamente diferente de algunas Apps con potencialidades podemos alcanzar una Modificación de nuestra actividad, la «M«. Es un paso esencial si no queremos quedarnos haciendo exactamente lo mismo que veníamos haciendo en el pasado y buscamos -porque así lo creemos- una manera diferente de caminar con nuestro alumnado en su aprendizaje.

En esta área entrarían aplicaciones que nos permiten enfocar la actividad tanto desde el planteamiento como en su resolución, re-enfocar el acceso a la información y, sobretodo, su retransmisión hacia el exterior utilizando un nuevo lenguaje. Por ejemplo, haciendo uso del cómic con Strip Designer, leer revistas inteligentes como Zite o Flipboard, realizar consultas o dictados por voz (SIRI), crear códigos QR para mostrar nuestros contenidos con acceso directo vía móvil (QRafter).

Y llegamos al cuarto y más complicado nivel de alcanzar. El nivel marcado con una «R» de «Redefinición«. Y es evidente que esta complicación viene dada por la transformación en si de la experiencia de aprendizaje, de las dinámicas de trabajo y del uso de Apps que posibilitan alcanzar una metas muy muy difíciles de obtener de otro modo.

En esta clase de experiencia, el «digital storytelling» juega un papel fundamental, y entre las apps que destacan en este punto podemos incluir Toontastic, Spreaker DJ, Educreations, Book Creator, iMovie… Las características básicas de estas apps es su capacidad para generar procesos creativos en la que el conocimiento aparece por el desarrollo de competencias a nivel personal y grupal. Otra de sus característica se basa en su capacidad para cambiar roles de trabajo, tanto entre docente-discente como entre el propio alumnado por la creación y emisión de contenidos autogenerados haciendo uso de diferentes lenguajes.

« Siguientes entradas

© 2019

Tema por Anders NorenArriba ↑